miércoles, 20 de abril de 2011

Madre primeriza perdida en la ciudad

Pues sí, viendo la promoción del nuevo programa de TV de Cuatro "Perdidos en la ciudad", en la que tribus indígenas visitan la ciudad para convivir con familias españolas, no he podido evitar ver algunas similitudes con mi reciente maternidad.
La verdad que al principio andaba igual de desorientada que ellos, sales del hospital, te dan a tu bebé y a partir de ahí, apáñatelas como puedas. Mil dudas invaden tu cuerpo.
Sin embargo, en cuestión de días lo vas teniendo todo bajo control, bueno, un control descontrolado, porque de primeras es difícil marcar un ritmo.
Me hace gracia la imagen del programa cuando están en el cine con gafas 3D, se asustan y creen que van a morir todos. A mí me pasaba igual cuando Vega daba una mala noche, sólo me faltaba ponerme las gafas 3D y creer que moriría a la mañana siguiente, pero no, puedo con eso y mucho más (comprobado).
En la promoción también sale un póster de una chica desnuda y espectacular, uno de los indígenas acaricia el pecho y dice que no ha visto unas tetas así en la vida, las mías ya nunca volverán a ser lo que eran (no se parecían en nada a las de la chica cañón, pero una se conformaba con lo que tenía).
La vitrocerámica es otra de las cosas que desconocen los integrantes de la tribu, acercan la mano con miedo "uy, está caliente, esto es como nuestro fuego". A mí esto me pasaba, bueno y me pasa, con todos los artilugios que usan los bebés y que tienen mil botones "Uy, esto es para cerrar el carro""Uy, esto es para subir el respaldo"...tiene tela la cosa, pero después de dos meses, descubrí que el capazo tenía una ruleta en la parte inferior que conseguía inclinar el respaldo.
Conducir por la ciudad es otro reto, yo ya lo llevo mejor, no piso a nadie, no me doy con los pies en las ruedas, cambio el cuco por el portabebés y viceversa con una rapidez que parecía casi impensable los primeros días.
Habrá que esperar a ver el estreno, seguro que saco alguna similitud más, pero estoy convencida que nuestros amigos indígenas acabarán haciéndose a la ciudad.
Mientras, me quedo con una cita de Mafalda: "Padres e hijos reciben el título el mismo día, pero ninguno de ellos ha asistido a un curso para ejercer su profesión".

8 comentarios:

  1. La verdad es que lo primeros meses son una locura pero enseguida coges el ritmo y va todo rodado, bueno algunos días no ;)
    Respecto al programa creo que es todo ficción, no me creo que se sorprendan tanto con el cine si cuando estaban allí las familias españolas los de la tribu iban con el pinganillo puesto, y las cámaras rodando por allí todo el día... aunque igual resulta gracioso.

    ResponderEliminar
  2. No sé si será ficción, hombre, un poco resabiados si que tienen que estar después de haber vivido la experiencia allí, pero quizás sea verdad que nunca hayan pisado un cine y menos una peli 3D, o usar una vitro...yo les daré la oportunidad de ver el estreno, luego quizás me aburra!
    En cuanto a los primeros meses tienes toda la razón que son un poco locura, y eso que Vega sólo tiene 2 meses, pero tienes que reorganizar de repente toda tu vida, por supuesto con una prioridad absoluta!!!
    Gracias por seguirme!!!
    Ahora me paso por tu blog!!!

    ResponderEliminar
  3. Es verdad.. hay ciertas similitudes¡¡ es todo tan desconocido... tan nuevo y sin manual de instrucciones.. solo el instinto. Y funciona noo?? bueno tambien la ayuda de la gente que te quiere y la que quieres.
    Me he reido con lo de la rueda del capazo¡ Nosotros llevamos tambien unos dos meses a pitufo en posicion "incorrecta" la cabecita un poco baja. Y nos decian.. pues mi cuco llevaba un boton para subirlo.. y nosotros convencidisimos.. pues este no, y al tiempo vimos la dichosa rueda jaja...
    Pues no tenemos que aprender. jaja.. Pero nos esta saliendo bien.. a que si??

    ResponderEliminar
  4. jajajaja.....lo que nos queda por aprender, pero sí que lo estamos haciendo biennnn, por lo menos todo lo bien que sabemos!!!!
    Es alucinante el instinto, pasas de no saber nada o casi nada a conocer de tal forma a tu peke que todo te sale como si lo hubieras hecho mil veces, verdad??

    ResponderEliminar
  5. jajaja que bueno, me has hecho reir con lo de morir en 3d..jajaja yo creo que ya estoy medio muerta, porque voy como Zoombie jajaja..
    y lo de la ruedecita del capazo me pasó igual que a ti, cuando la descubría ya casi lo dejé de usar jajaja...pero cuando subia el respaldo maria se me escurria...se me iba la mano con la inclinación...imaginate!
    Por cierto, te he dejado algún comentario más en otros posts, me he hecho seguidora de tu blog y ahora mismo te voy a enlazar al mio!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me ha encantado la similitud que has hecho. Y tu blog también!

    ResponderEliminar
  7. Hola !!! felicidades por tu blog! y si es totalmente cierto.. al principio uno va un poco perdida en esto de la maternidad.. y con tanta cosa.. pero poco a poco uno va tomando confianza.

    nos estamos leyendo!:)

    PAM

    ResponderEliminar
  8. Muy buena reflesión, a ver k se cuece...

    ResponderEliminar